Certificación ISO 27001: cómo implementarla bien en la empresa

En una sociedad en la que los datos son decisivos, las empresas deben garantizar la seguridad de la información que manejan. Para hacerlo con absolutas garantías, obtener la certificación ISO 27001 es la mejor forma de conseguirlo.

¿En qué consiste el certificado ISO 27001?

Las normas ISO son estándares internacionales verificados para establecer sistemas de gestión optimizados en diferentes ámbitos de actividad. La 27001, en concreto, posibilita un marco y una atmósfera de trabajo adecuados para blindar la seguridad, la confidencialidad, la accesibilidad y la integridad de la información. Por supuesto, se adapta a la legalidad vigente, pero da pasos más allá para optimizar la productividad y la calidad en este ámbito.

Objeto de esta certificación ISO

Certificarse en esta norma es necesario para proteger la información de los clientes y de los trabajadores, la imagen de marca y toda información privada manejada por la organización.

Como consecuencia de ello, este certificado ISO proporciona la disponibilidad permanente y el manejo optimizado de toda la información. Y lo hace reforzando su integridad y confidencialidad. Considera, asume y valora, en todo caso, que la información es uno de los principales activos con los que cuenta la empresa.

Sin duda, es la mejor respuesta a peligros actuales como:

  • Violación o robo de datos personales.
  • Ciberdelincuencia (crimen cibernético).
  • Ciberterrorismo.
  • Accidentes y riesgos de daños materiales.
  • Catástrofes naturales.

Más allá de garantizar el cumplimiento del RGPD sobre la protección de datos personales, favorece la productividad corporativa al simplificar, normalizar y optimizar el acceso, el manejo y el aprovechamiento de su información. De forma adicional, haber superado el proceso de certificación ISO 27001 aporta confianza, tranquilidad e imagen positiva a los clientes y colaboradores.

¿Cómo obtener la certificación ISO 27001?

Superar cualquier proceso de certificación ISO es exigente e implica determinación, dedicación y compromiso. No se trata, ni mucho menos, de un trámite administrativo, ya que implica identificar la realidad y adoptar todas las medidas correctoras necesarias. En ocasiones, esto supone un verdadero cambio de paradigma en los sistemas de gestión de la empresa.

En concreto, la obtención de la ISO 27001 certificada implica los siguientes pasos:

  • Contar con el apoyo y compromiso de la dirección.
  • Concretarlo como un proyecto, con un timing, unos objetivos y unas acciones necesarias.
  • Establecer el alcance total: departamentos, empresas específicas de un grupo, etc.
  • Crear una política de seguridad de la información.
  • Fijar un método adecuado de evaluación de los riesgos.
  • Llevar a cabo la evaluación.
  • Tratar los riesgos detectados.
  • Desarrollar el documento o declaración de aplicabilidad.
  • Escribir el plan de tratamiento de los riesgos.
  • Concretar los criterios, herramientas y métodos para medir la eficacia del control.
  • Implementar revisiones y procesos obligatorios.
  • Desarrollar e impulsar tareas de formación y concienciación.
  • Poner en marcha la aplicación del sistema de gestión de seguridad informativa.
  • Supervisar esta implementación.
  • Realizar auditorías internas.
  • Lograr la aceptación de la dirección.
  • Adoptar y aplicar nuevas medidas.

Tal nivel de complejidad exige contar con asesores expertos altamente cualificados. QMS es el partner perfecto para afianzar y acelerar el proceso de certificación ISO 27001. ¡Contacte con nosotros y ponga en marcha la obtención de este certificado en su empresa!

+34 93 860 16 12
infoqms@qms-spain.com
C/ Alfons IV, 43, 1º 08402
Granollers (Barcelona)